CURSO DE MASAJE TERAPEUTICO

El Masaje Terapéutico es un método que además de ofrecer la posibilidad de educar a nuestras mascotas, mejora su salud y facilita soluciones a problemas tanto físicos como de comportamiento.

 

Con este método descubrirás una nueva perspectiva en la relación con los animales. A partir de la observación y exploración aprenderás a comprobar cómo los animales se comunican a través de su cuerpo.

 

El Masaje Terapéutico  es un método que se basa en la cooperación y respeto mutuo, que te permitirá involucrarte en el proceso de recuperación del animal de una manera única: con el vínculo entre el animal y tú. Ayuda a crear una conexión más profunda entre los dos, haciendo que tomes una mayor conciencia y entiendas mejor a tu compañero animal aprendiendo cómo se comunica contigo.

 

El Masaje Terapéutico te enseñará una serie de toques con los que podrás devolver la armonía al animal, ayudándole a superar una gran variedad de problemas tanto físico como emocionales y/o de comportamiento, ya que muchos comportamientos no deseados están causados por malestar, estrés, dolor y mala salud.

 

El Masaje Terapéutico no está indicado solamente para animales que presenten síntomas de mala salud, ni es sólo para adiestramiento de perros. Incorporando algunas de estas técnicas a nuestra vida diaria podremos ayudar a minimizar los efectos debilitantes del estrés propio de nuestro ritmo de vida actual y trabajar para mantener a nuestras mascotas libres de lesiones y enfermedades.

IMPARTIDO POR:


          Susana Blanco, Biologa etóloga y Especialista en fitoterapia en animales.

 

​A QUIÉN VA DIRIGIDO:

 

A todas aquellas personas interesadas en mejorar la vida de sus animales cercanos

DURACIÓN:

Un fin de semana.

 

OTROS:

Para garantizar la calidad formativa las plazas son limitadas.

Tras la realización del curso se entregará un diploma de asistencia.

PRÓXIMAS FECHAS: 

QUIEN ES SUSANA BLANCO:

Biologa etóloga.

Especialista en fitoterapia en animales.


Nací con el precioso legado de una manada de genes animalistas corriendo por mis venas, puedo presumir pues que desde muy pequeña ya profesaba mi amor y empatía hacia el reino animal.

A medía que iba creciendo mi atracción y mi lucha se iban inclinando más por aquellos animales cuyas condiciones de vida eran más desfavorecidas, y es cuando entendí que amar y matar y/o comer animales no estaban en la misma sintonía.  Fue entonces como la inminente defensa por sus derechos  se abalanzó sobre mi vida presentándose como una auténtica revelación y mi principal propósito.

Por ello, dediqué y dedico actualmente, parte de mi existir al activismo animal y medioambiental, a través de rescates, formaciones, o bien, mediante la difusión de esta tan noble causa.

La biología fue mi formación reglada, inclinándome en un principio por el campo de la etología y dedicándome a la etología clínica como modo de vida profesional. De esta manera fue como se despertó mi interés por la fitoterapia, las plantas, sus principios activos y sus propiedades a nivel terapéutico en problemas comportamentales, extrapolándose más tarde a todo tipo de afecciones como adyuvantes a un posible tratamiento alopático.

Hoy en día realizo formaciones con diferentes temáticas, la mayoría dentro del campo de la fitoterapia científica en animales, por todo el país, teniendo siempre presente la gran premisa: “Primum non nocere”.