Isis

Quiero compartir mi experiencia vivida con el equipo de El Nahual.

 

Mi gata Isis, de 11años, fue diagnosticada hace 8 meses, mediante un TAC y otras pruebas diagnósticas, de carcinoma nasal maligno.

 

La llevé a uno de los oncólogos veterinarios mejor considerados de España, que le administró el clásico tratamiento a base de quimioterapia y corticoides.

 

Aparentemente el estado de Isis mejoró durante unos meses pero a partir de septiembre de 2017 se torcieron de nuevo las cosas: Isis estaba muy apagada, respiraba con mucha dificultad, el ojo le supuraba cada vez más y empezó a comer cada vez menos. La respuesta del veterinario fue aumentarle la dosis de las medicinas. Como ni aún así mejoraba, le volvió a hacer pruebas. Detectó un crecimiento en la tráquea (que era lo que le impedía respirar bien) y una hernia de hiato, que según él sólo se podría corregir operando. Me recomendó, ante la dificultad del caso, que le practicara la eutanasia a Isis para evitarle más sufrimiento.

 

Me dirigí al grupo de difusión animalista al que pertenezco, para pedir referencias de alguien que pudiera practicar este acto veterinario a domicilio. Me dolía horriblemente tomar esa decisión pero no quería tener sufriendo a Isis más tiempo si no tenía solución.

 

Tuve la inmensa suerte de que a ese grupo animalista pertenecía también Rocío Puche, que inmediatamente me ofreció su ayuda. Estableció comunicación con Isis, que le dijo que quería vivir, e Isis nos dió las claves de lo que le estaba pasando.

 

Dado el estado tan grave que tenía era muy urgente empezar a tratarla, e inmediatamente me puso en contacto con la persona más adecuada. Diego Cuervo, un fantástico especialista en terapia Craneosacral a domicilio, que consiguió en una sola sesión desbloquearla energéticamente y colocarle el estómago en su sitio (lo cual, según su veterinario oficial no era posible). Además de eso, Rebeca Lindez y Cristina Delgado, dos veterinarias de su equipo, me prescribieron una serie de medicamentos naturales, basados en hongos, homeopatía y fitoterapia china. El cambio se le notó desde el primer momento.

 

Han pasado dos meses desde que Isis fue desahuciada por su oncólogo. Desde entonces, gracias a El Nahual, sigue viva y cada vez mejor. Come bien, juega, hace travesuras, se escapa por la escalera, trata de cazarme. Si algún día le cuesta respirar le doy el aerosol y se le pasa.

 

Mi gratitud es enorme. Son unos grandísimos profesionales, muy éticos y muy comprometidos. A Isis la han tratado con un amor y una entrega que no habría sido mayor si hubiera sido su propia mascota.

 

Yo no creía en las medicinas alternativas, pero me han hecho ampliar mi pensamiento. Por mi propia experiencia puedo decir que funciona.

 

Gracias a Rocío, a Diego, a Rebeca y a Cristina Delgado!

En nuestra primera visita a Isis, vimos una gatita cansada, con dificultad para respirar y poco ánimo. Diego consiguió colocar el estómago y liberar esa hernia que le producía molestias, a la vez que con técnicas energéticas consiguió que Isis se animara a seguir adelante.

Como el camino había comenzado bien, era el momento de que el resto del equipo lanzara la artillería y con complementos alimenticios y estimulantes del sistema inmune, conseguimos más energía todavía, lo que se fue traduciendo en ganas de vivir un poco más y sin duda con mejor calidad de vida.

A día de hoy seguimos haciendo seguimiento a Isis, su enfermedad es grave, pero ella es una luchadora y no se va a dejar vencer. 

Mientras Isis quiera luchar, El Nahual estará con ella para brindarle todos nuestros conocimientos y cariño.

Gracias a Pilar, su responsable, que nos trata de maravilla y confía en nuestro trabajo.