Queen

Ayúdame, pero no decidas  por .

Queen es una gata, preciosa, que fue atropellada, con la mala suerte de quedar en la calle paralítica.

Una familia dio aviso el domingo por la tarde a una protectora para que rescatara a una gata que había sido atropellada y estaba paralítica. Cuando la protectora llegó, al instante la gata se escondió en un tubo de desagüe de una cuneta, así que pusieron una jaula trampa con comida para capturarla. Pasaron tres días más y no consiguieron coger a la gata.


La protectora nos informó de que cuando la cazaran la llevarían a un veterinario para matarla. 

Ante tal injusticia, aunque no me dedico al rescate de animales, dejé mis consultas y me personé en el lugar, con la ayuda de un invento conseguimos sacar a la gatita de su escondite en apenas 15 minutos.

Desde El Nahual, también queremos agradecer a la clínica veterinaria Mosqueperros de Chinchón, que al conocer el caso de Queen, se ofrecieran a ayudar, realizando de manera gratuita todas las radiografías necesarias.

Desde aquí, queremos recordar que NADIE PUEDE DECIDIR SOBRE QUITAR LA VIDA A UN ANIMAL. SU VIDA ES SUYA, NO TE PERTENECE. PUEDES AYUDAR PERO NO MATAR. MATAR NO ES UNA AYUDA. Si no sabes cómo ayudar o te supera la situación, es mejor que busques a alguien que te pueda asesorar y no decidir alegremente sobre la vida de otro.

Hay que añadir el agravante de que en Madrid, donde acontecieron los hechos, no es legal el sacrificio de animales sólo por ser callejeros.

Queen tiene una segunda oportunidad y su vida seguirá el curso que ella misma decida.