FLORES DE BACH PARA ANIMALES

     Aunque en la antigüedad ya se hacían preparados de flores y plantas, se dice que el padre de la Terapia Floral fue el Dr. Edward Bach , que basándose en investigaciones, observaciones y sobre todo su propia experiencia, descubre que los remedios florales son capaces de actuar sobre el campo emocional del hombre y los animales y así lo constata también con sus pacientes.
 

     Tras años de investigación hasta su muerte, crea un sistema basado en 38 flores. Descubre la relación existente entre cada una de las flores, y los distintos desequilibrios emocionales y enfermedades.

 

     El trabajo del Dr. Bach ha sido tan importante que desde hace años, la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud) reconoce como sistema médico la Terapia Floral, así como su uso terapéutico.

Hoy en día, aparte de las “Flores del Dr. Bach”, existe un gran número de Esencias Florales que además trabajan a diferentes niveles energéticos. Han sido descubiertas por terapeutas florales en todo el mundo, complementando así la gran aportación que hizo el Dr. Bach al mundo.

 

     Las Esencias Florales son preparados vibracionales que conservan la cualidad energética de una flor determinada, y gracias a su particular sistema de recolección y elaboración transfieren estas cualidades al agua en el momento de su preparación.

 

     La función de las esencias es entrar en resonancia con el campo energético del individuo cuando este se altera por un desequilibrio emocional. La esencia permite el flujo energético para eliminar el bloqueo, ayudando a armonizar y equilibrar los estados emocionales.

     Según el Dr. Bach, la prevención o curación de una enfermedad “ se logrará descubriendo lo que falla en nosotros y erradicando ese defecto, con el desarrollo de la virtud que lo ha de destruir” . Por tanto la esencia, al brindarnos una cualidad armónica, nos permite desarrollarla y hacer desaparece lo que producía el desequilibrio, devolviendo así la salud.      

 

     La Terapia Floral es una ayuda imprescindible en el tratamiento de cualquier patología que padezca nuestro animal, facilitando y agilizando su curación. Con ella podemos tratar tanto problemas de comportamiento, como problemas emocionales y en ocasiones físicos.