CUIDADO CON LA SUBIDA DE LAS TEMPERATURAS Y NUESTROS PELUDOS


Todos los veranos escuchamos el riesgo que tiene dejar a nuestro animal en un coche cerrado, aunque sea por poco tiempo, pero hay más cosas que debemos saber para no tener ningún problema con nuestros peludos y las altas temperaturas.


Para empezar, no todos los perros tienen la misma sensación térmica y por tanto, debemos estar atentos a las señales para entender cuando nuestro animal empieza a tener estrés térmico.

Según la FEDIAF (European Pet Food Industry), las temperaturas exteriores ideales serían:

  • de 20-25ºC para perros de pelo corto;

  • de 15-20º para perros de pelo largo;

  • de 10-15ºC para perros de pelo espeso.