HELICRISO, Y ADIÓS A LA ALERGIA ALIMENTARIA




Las reacciones adversas a los alimentos pueden ser de origen inmunológico (alergia alimentaria) o no inmunológico (intolerancia alimentaria). La alergia alimentaria se define como una reacción inmunológica exagerada frente a uno o varios alergenos alimentarios ingeridos. En cambio, la intolerancia alimentaria se desarrolla por mecanismos distintos: farmacológicos, metabólicos, tóxicos o idiosincrásicos. Sin embargo, los síntomas que producen estos dos procesos son muy similares, siendo el más frecuente el prurito no estacional.


A pesar de que las alergias y las intolerancias alimentarias se originan por mecanismos muy distintos, los síntomas que producen son muy similares. Estos pueden aparecer de forma inmediata (minutos a horas) o de forma tardía (horas a días) tras la ingestión del alimento.


Los síntomas de una alergia / intolerancia alimentaria son principalmente de naturaleza cutánea y pueden manifestarse a cualquier edad (desde los 2 meses hasta los 13 años). En el perro, el síntoma más frecuentemente observado es el prurito no estacional y eritema generalizado. De forma secundaria, pueden aparecer piodermas recurrentes y descamación excesiva acompañada o no por una dermatitis por Malassezia. Aproximadamente un 10% de los perros que presentan una alergia / intolerancia alimentaria manifiestan además síntomas gastrointestinales (vómitos, diarreas).


Los alérgenos de los alimentos son de orígen animal o vegetal. Cada parte del alimento es un alérgeno potencial, aunque generalmente las reacciones alérgicas se producen frente a proteinas y sus metabolitos. Los alérgenos principales que podemos citar son: carne de vacuno, leche, soja, cordero, cerdo, cereales, huevos, pescado, pollo y arroz.


Nuestro CONSEJO para este caso consiste en:


• Cambiar la dieta a una comida natural equilibrada adecuada. Un nutricionista especializado en alimentación natural podrá aconsejaros sobre cuál es la mejor dieta para cada caso. Nos enseñará cómo alimentar a nuestro amigo restringiendo los alimentos comerciales y potenciando alimentos frescos y naturales.

• Usar plantas anti-alérgicas como el HELICRISO. Está comprobado que provoca un estímulo de la secreción interna de hidrocortisona.

Es antiinflamatoria, antitusiva y antialergénica, expectorante. Además ofrece grandes cualidades como protectora dérmica, cicatrizante, bacteriostática, depurativa, hepatoprotectora, hipocolesterolemiante suave, espasmolítica, diurética, colerética, colagoga. Principalmente Indicada en alergias (cutánea, digestiva y respiratoria), asma, bronquitis, colecistitis (inflamación de la vesícula biliar) crónica, colecistopatía, dolor de cabeza y migrañas, enfisema, gota y hepatitis, afecciones renales y reumatitis, rinopatía y urticaria.


Podemos administrarlo en infusión, extracto fluido, extracto seco o jarabe. Adaptando la dosis al tamaño de nuestro animal.


El Nahual

www.elnahual.es

Posts Destacados