INFECCIONES POR HONGOS Y ÁRBOL DE TÉ EN ANIMALES


Malassezia pachydermatis es un hongo que se encuentra comúnmente en la piel de los perros. En la mayoría, no causa ningún problema. En otros sin embargo, este hongo puede crecer y reproducirse rápidamente, causando una infección que conduce a reacciones localizadas en la piel. Una de las áreas que se infecta más a menudo son las patas del perro. Esto puede hacer que las patas se pongan rojas y se inflamen. El ACEITE ESENCIAL DE ÁRBOL DE TÉ puede ayudarnos a terminar con esta patología, pero antes debemos conocer qué es este hongo, por qué aparece y cómo diagnosticarlo.


Pachydermatis Malassezia es un hongo que se encuentra comúnmente en los oídos, la vagina, el recto y los sacos anales de los perros sanos. Muchos nunca desarrollarán síntomas a causa de este hongo. Ciertas razas parecen tener una mayor susceptibilidad a la infección por Malassezia, incluyendo a los poodles, terriers, chihuahuas y pastores alemanes.


Causas


Un sistema inmunitario debilitado puede aumentar el riesgo de infección por hongos. Las enfermedades hereditarias e infecciosas, alergias e irritaciones de la piel pueden dejar al perro más susceptibles a las infecciones de Malassezia.



Diagnóstico

Tu veterinario diagnosticará una infección por hongos mediante el examen de una muestra de piel bajo el microscopio. Si existe infección, un mayor número de hongos será visible. La presencia de Malassezia pachydermatis en el raspado de la piel no constituye una infección. Este hongo se encuentra en la piel de la mayoría de los perros. El diagnóstico se realiza cuando un mayor número de hongos se presentan con los síntomas correspondientes, tales como patas rojas e inflamadas.


Tratamiento con Árbol de Té


El aceite del árbol de té, también conocido como tea tree oil, se obtiene por destilación de las hojas de un árbol originario de Australia: Melaleuca Alternifolia. En este país, ya es utilizado desde hace cientos de años por sus numerosas propiedades. Tiene con un alto poder que ayuda a reforzar el sistema inmunológico frente a virus, hongos y bacterias. Es cicatrizante, antiinflamatorio, desodorante, expectorante y balsámico.



Las propiedades antifúngicas del aceite esencial del árbol del té han quedado demostradas y en casos de hongos (micosis). En dichos casos, se aconseja poner directamente el aceite esencial del árbol del té en la zona a tratar.

Si la zona a tratar es pequeña ,sumergiremos un bastoncillo de oidos en el aceite esencial y lo aplicaremos sobre la zona afectada un mínimo de 2 veces al día y un máximo de 3.

Si la superficie efectada por los hongos es amplia, podemos hacernos un spray casero echando 12 gotas de este aceite esencial en 250ml de agua aproximadamente, y pulverizamos la zona entre 2 y 3 veces al día.


ATENCION: hay que poner especial cuidado en que al pulverizar no le caiga en los ojos o directamente en la trufa, ya que puede resultarles bastante molesto.


El Nahual

www.elnahual.es

Posts Destacados