¿INFLUYE EL NOMBRE QUE LE PONEMOS A NUESTROS ANIMALES EN SU PERSONALIDAD?