LEISHMANIOSIS Y SU TRATAMIENTO CON PLANTAS MEDICINALES


Entre todos es ya conocida esta enfermedad como una de las más graves que pueden sufrir nuestros perros. Se considera crónica e incurable y en muchos casos puede causar la muerte. Sus tratamientos alopáticos son efectivos en un porcentaje bastante alto, pero tienen graves efectos secundarios. Si bien no desechamos su utilización, hoy queremos ofreceros otras opciones para ayudar a nuestros amigos y lograr una rápida y tal vez definitiva recuperación.


La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria, causada por la multiplicación dentro del sistema fagocitario mononuclear del animal, del protozoo flagelado de la especie Leishmania infantum. Por tanto, ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de ayudar a nuestro amigo a superar su enfermedad?


1º. Plantas antiparasitarias y antibióticas.

Necesitamos plantas capaces de eliminar los parásitos de la sangre. La Artemisa Annua, capaz de curar la malaria, posee esta capacidad demostrada de eliminar aquellos agentes patógenos de la sangre que afectan a nuestro sistema. Al igual que ella podemos nombrar a otras como la uña de gato, el tomillo o la mirra.


2º. Plantas capaces de estimular el Sistema Inmune

Ellas harán que nuestras defensas estén fuertes y sean capaces de superar la enfermedad. La Equinacea se ha utilizado desde siempre con este fin al ser un potente estimulador inmunitario. Así mismo no podemos dejar de lado otras plantas utilizadas con este fin como el Kalanchoe o el Aloe Vera.


3º. Plantas purificadoras de la sangre

La Ortiga verde es por excelencia la planta que nos ayudará a limpiar la sangre de impurezas y todos aquellos residuos que queden después de vencer a los parásitos. Además escapaz de remineralizar el cuerpo y devolverle brillo al pelo y a la piel.


4º. Plantas que ayuden a los órganos.

Dependiendo de la sintomatología de cada animal, debemos aportar plantas capaces de reforzar el funcionamiento del órgano afectado ya sea riñón, hígado o la piel entre otros.


5º. Con Flores de Bach

Toda enfermedad es desarrollada cuando las defensas del organismo han bajado. Las emociones como el estrés, el sentirse desplazados, la soledad, los cambios bruscos en su entorno… hacen que el sistema inmune se debilite. La Terapia Floral es un apoyo importante e imprescindible que nos ayudará a solucionar el tema emocional del animal devolviéndole a un equilibrio óptimo desde el que nos será más fácil evolucionar hacia la curación.


La sintomatología que nos da la Leishmaniosis es polimórfica, por ello hace falta un preparado personalizado para cada caso en concreto, según el animal y su manera de expresarla.


No olvidemos tampoco el modo preventivo para que el mosquito transmisor de esta enfermedad no pueda contagiar a nuestro perro, utilizando externamente plantas repelentes como el caso de árbol de té, neem o laurel entre otros.

Si sospechas que tú amigo ha contraído dicha enfermedad, acércale a un veterinario. Él le pondrá un tratamiento adecuado con el que poder solucionar el problema y ahora sabemos ya que existen otras opciones naturales que pueden ayudar a su recuperación de un modo más efectivo y duradero.


El Nahual

www.elnahual.es

Posts Destacados