¿PERRO FRIOLERO O PROBLEMAS EN EL RIÑÓN?



En esta época del año es posible ver a nuestro perro pegado al radiador o la estufa, e incluso puede que se encuentre reacio a salir, que cuando salga tirite… “mi perro es muy friolero”, diremos. Pero, detrás de este síntoma que puede incluso que nos haga gracia, se puede esconder una patología que los chinos, hace miles de años, llamaron INSUFICIENCIA DE YANG DE RIÑÓN.


Esta patología se hace más frecuente en animales geriátricos, y por ello debemos prestar atención a los siguientes síntomas:


• Frío. El animal busca fuentes de calor. • Orina más abundante y de color claro. • Dolor lumbar • Debilidad en articulaciones, especialmente en las rodillas. • Pérdidas de orina. • Poco apetito. • Cansancio general y poca energía.


Si identificamos a nuestro amigo con estos síntomas, deberíamos acudir a un veterinario especializado en Medicina Tradicional China, ya que la energía de su riñón está fallando y debemos fortalecerla. Pero nosotros también podemos ir haciendo algo en casa: mantener la zona lumbar caliente. Esto al menos nos ayudará a frenar el proceso.


Para ello podemos utilizar saquitos de semillas, que son fáciles de calentar en el microondas y de aplicar.


La zona de aplicación es sencilla de localizar. Debemos buscar el final de las costillas y trazar una línea imaginaria de lado a lado de la espalda (como muestra la figura). Calentando esa zona estaremos tratando varios puntos de acupuntura importantes del meridiano de vejiga y el 4 de Du Mae (llamado Ming Men o Puerta de la Vida), que fortalecerán los riñones y ayudaremos a nuestro amigo a paliar los síntomas y mejorar su calidad de vida.


Podemos aplicar los saquitos calientes dos veces al día. E incluso podemos adaptar uno de “quita y pon” al abrigo de nuestro animal para que cuando salga a la calle lleve la zona lumbar caliente.


Mantener los riñones calientes alarga la vida y mejora la calidad de vida.


El Nahual

www.elnahual.es

Posts Destacados