¿TRUFA AGRIETADA? CON ACEITE DE OLIVA TRUFA HIDRATADA


Muchos dueños preocupados se preguntan si una nariz seca significa un perro enfermo. Pero existen muchas razones por las que su perro puede tener la nariz seca y caliente que no tiene por qué tener que ver con su estado de salud.

Una nariz húmeda es símbolo de un perro feliz y sano, pero no debemos pensar que una nariz seca signifique lo contrario. Durante un día, la nariz de un perro pasa por episodios de sequedad y episodios de humedad, es totalmente normal. El viento, el sol, las calefacciones muy altas, la hidratación del perro y su temperatura corporal son factores que pueden provocar que la nariz del perro se reseque y hasta incluso llegue a agrietarse, por tanto, con unos buenos cuidados podemos evitar que la nariz se agriete.

Para realizar el cuidado de una nariz seca y agrietada, puedes seguir las siguientes pautas:

• Limpia la nariz del perro con un jabón suave y natural y sécala suavemente.

• Aplica aceite de oliva sobre la nariz agrietada, en poca cantidad, para que no resbale por la trufa, pero sí hidrate. Puedes ponerle hasta 3 veces al día. El aceite de oliva es de los aceites más terapéuticos que existen y muchas veces sirve de base de cremas debido a su poder regenerador.

• Siempre debes tener un cuenco de agua fresca y limpia lleno, para que tu perro pueda beber y mantenerse hidratado durante todo el día, sobretodo en épocas de calor.

Si aun con el aceite de oliva la trufa no ha regenerado en unos días, es importante acudir al veterinario por si fuera indicativo de un trastorno mayor como problemas cutáneos, problemas respiratorios, problemas de hidratación general, o alguna enfermedad mayor que pueda afectar al sistema inmunológico.

El Nahual

www.elnahual.es

Posts Destacados